SECCIÓN NACIONAL

jueves, 15 de mayo de 2008

LA JUSTICIA CHILENA APESTA

Uno de los sectores más reaccionarios y repudiados de la sociedad chilena sin duda es el Poder Judicial

Celso Calfullan, Socialismo Revolucionario, CIT Chile, Jueves 25 de Octubre de 2007.

Uno de los sectores más reaccionarios y repudiados de la sociedad chilena sin duda es el Poder Judicial, algo que por lo demás se lo tienen bien ganado.

La situación que se ha creado con el juez Carlos Cerda es un claro ejemplo de la anterior afirmación. La elite dominante esta usando todo su poder para atacar al juez Cerda, básicamente por hacer su trabajo, en un caso que ya es emblemático y que tiene que ver con las platas que el clan Pinochet se robo de Chile y escondieron en las cuentas del banco Riggs de Estados Unidos.

El juez Cerda estuvo separado del caso más de un año, por las recusaciones que hizo la defensa de los Pinochet y que al retomarla recientemente dicto el procesamiento de 23 personas tanto del clan familiar de los Pinochet, como de su entorno inmediato y que fueron parte de este robo millonario que se llevo a cabo durante la dictadura que encabezo Augusto Pinochet y que culmino con los personajes involucrados en este fraude en la cárcel por un par de días.

Los Pinochetistas y la prensa burguesa controlada por los antiguos partidarios de la dictadura, quieren mostrar al juez como un personaje resentido y con un espíritu vengativo en contra de una pobre "viejecita" y sus hijos, que pasan a ser una especie de santos.

La elite dominante esta llamando al orden a los supremos y están exigiendo la inhabilidad definitiva del juez Cerda y están pidiendo que la Corte Suprema corrija pronto el exabrupto de este juez "díscolo", que no sigue los funestos parámetros del Poder Judicial chileno. Por supuesto los jueces supremos no se han hecho mucho de rogar y ya han iniciado un sumario en su contra.

Lo que esta claro es que el juez Carlos Cerda tiene los días contados dentro del Poder Judicial, en todo caso hace años que tiene cero posibilidades de ascender y llegar a ser parte de la Corte Suprema. En 1991 estuvo a punto de ser expulsado del Poder Judicial por negarse a aplicar la ley de amnistía en el caso por la desaparición de 13 dirigentes comunistas.

El premio de la Fundación Gruber al juez Carlos Cerda

Mientras en Chile es atacado ácidamente por los sectores dominantes, la imagen del juez Cerda crece internacionalmente.

Tan desprestigiado esta el Poder Judicial chileno, que los jueces que hacen bien su trabajo, se hacen merecedores de premios internacionales como es el caso del juez Cerda que acaba de recibir un premio de 88 millones de pesos de la Fundación Gruber.

Incluso por recibir este premio a sido atacado el juez Cerda en nuestro país, un periodista le planteo la siguiente pregunta ¿No le parece paradójico recibir un premio internacional, mientras en Chile su labor es cuestionada, especialmente a raíz de sus últimos procesamientos en el caso Riggs? Cerda respondió "Más bien, el premio es un reconocimiento a un estilo de hacer justicia" ¿Cuál es ese estilo? "El que no piensa en los intereses personales, que los posterga por hacer lo que uno cree que es justo, el que no piensa en los ascensos de la carrera judicial" a buen entendedor pocas palabras.

Más interesante es una afirmación que hace el juez con respecto al caso Riggs, donde aseguro que "la mayoría de los chilenos comparte mis decisiones en el caso Riggs" y después también afirmo que "Hay sectores que no son la mayoría, pero que son los que tienen el poder económico, político y de los medios. Ellos me identifican con cierta postura o tendencia de la sociedad y creen que mis decisiones obedecen a ello" y obviamente de esta manera buscan descalificarlo.

Un Poder Judicial absolutamente reaccionario

Ningún juez que sea relativamente justo (menos "progresista") tiene alguna posibilidad de llegar a la Corte Suprema. Cualquier juez que no se apegue a la forma reaccionaria de impartir justicia en este país, es mal calificado y vetado e incluso expulsado del Poder Judicial por los integrantes de la Corte Suprema, además los jueces deben pasar la calificación del gobierno de turno y por ultimo si paso esas dos instancias en el Parlamento puede ser vetado por la derecha, en algunos casos todavía pinochetista. Lamentablemente la derecha sigue contando con poder de veto en el Parlamento, después de casi 18 años de supuesta democracia, donde para aprobar algunos de estos cargos se necesitan dos tercios de la votación, en otras palabras, la mayoría esta supeditada a la minoría.

La elección del Fiscal Nacional

La elección del nuevo Fiscal Nacional, Sabas Chaguán, es otra muestra de como funciona el sistema judicial en Chile y de como se eligen las máximas autoridades del Poder Judicial.

Fue tan vergonzosa la negociación entre el gobierno de Bachelet y la derecha, que la Presidenta de la Democracia Cristiana, el principal partido de gobierno, no le quedo otro camino que abstenerse en la votación y otros parlamentarios concertacionistas optaron por votar en contra de la postulación de Sabas Chahuán, que era el candidato de la derecha dentro de la quina que elaboro la Corte Suprema, pero en el Parlamento se necesitaban dos tercios de los votos para aprobar al nuevo Fiscal Nacional.

El sistema judicial chileno esta enteramente podrido

No podemos seguir permitiendo que estos cargos de tanta relevancia en las vidas de todos los chilenos, sean elegidos a espaldas del conjunto de la población y en donde la mayoría de los ciudadanos tiene una nula representación, especialmente los trabajadores de este país, que definitivamente no están representados.

Todos los cargos de relevancia del Poder Judicial, como son los integrantes de la Corte Suprema y el Fiscal Nacional, deben ser elegidos por votación universal de todos los integrantes de la sociedad y no sólo por un sector de esta, como sucede hoy.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]



<< Página principal