SECCIÓN NACIONAL

jueves, 15 de mayo de 2008

ESTE 1º DE MAYO

La principal tarea para el movimiento obrero hoy es construir un nuevo partido de trabajadores.

Celso Calfullan, Socialismo Revolucionario, CIT Chile, 1 de Mayo 2007.

En el ultimo año hemos visto una serie de luchas por parte de diferentes sectores de la clase trabajadora, los deudores habitacionales, los secundarios y en los últimos meses las manifestaciones en contra del Transantiago que han dado diferentes sectores, trabajadores, pobladores, estudiantes y todos quienes tienen que usar el deficiente sistema publico de transporte que ha empeorado nuestra calidad de vida.

El malestar de amplios sectores de la población en contra del sistema capitalista neoliberal esta creciendo cada vez más, la Concertación y la derecha cada día que pasa están más desprestigiadas. Los escándalos de corrupción no paran. Entonces ¿Por qué esto no se refleja en una movilización más amplia y coordinada? Es necesario un movimiento que sea capaz de impulsar las transformaciones que hoy están exigiendo la mayoría de los trabajadores de nuestro país, y en cambio el gobierno y la derecha siguen controlando la situación política y más encima continúan mostrándose como la única alternativa para gobernar.

La falta de un partido que represente a los trabajadores

En los años que la Concertación lleva en el poder, se ha acelerado la concentración de la propiedad y la riqueza, hoy el 20% de la población recibe el 60% de los ingresos, y esto sigue empeorando. Chile es uno de los países con más desigualdad social sobre la tierra.

Esta claro que la derecha y la Concertación defienden el mismo sistema económico y por ende los intereses de los grandes empresarios y las transnacionales que funcionan en nuestro país, por lo tanto esperar que con la alternancia en el poder de estos dos sectores, se puedan producir cambios es absolutamente utópico.

Si los trabajadores queremos ver que nuestra vida mejore de verdad, debemos plantearnos la necesidad urgente de construir un nuevo partido de trabajadores que realmente defienda nuestros intereses de clase.

Por un partido honesto que cumpla lo que dice

Necesitamos es un partido que este dispuesto a jugar el rol de conductor y acelerador de las luchas que hoy están surgiendo en nuestro país y que se plantee claramente disputar la conducción del movimiento obrero chileno a las direcciones burocráticas que hoy existen en el mundo sindical y social en general dentro de la clase trabajadora.

Necesitamos un gobierno de los Trabajadores.

Necesitamos un partido capaz de impulsar el establecimiento de un gobierno de los trabajadores. Un partido de nuevo tipo, honesto y democrático, controlado por sus militantes de base, donde no tengan cabida los corruptos ni los oportunistas.

Lamentablemente hoy un partido con estas características no existe en nuestro país, hace rato que los partidos que en algún momento jugaron este rol dejaron de hacerlo, el caso más patético es el Partido Socialista que hoy claramente es un partido mas identificado con la burguesía chilena y uno de los mejores defensores de los intereses de los empresarios nacionales y extranjeros. Por otro lado tenemos a la dirección del Partido Comunista que esta haciendo todo tipo concesiones a la burguesía chilena para demostrar que es un partido confiable para los capitalistas y lo dejen entrar al parlamento. Ni al PS ni a la dirección del PC les interesa promover o conducir luchas en contra de un sistema del que son o esperan ser parte.

El rol nefasto que hoy juega la Central Unitaria de Trabajadores (CUT) se debe precisamente a que la conducción de la central hoy esta en manos de dirigentes sindicales del PS, PC e incluso la DC, que no responden a los intereses de los trabajadores que están afiliados a la Central, sino a las direcciones políticas de sus respectivos partidos. Los dirigentes de la CUT en vez de dirigir las luchas, juegan a ser una especie de árbitro entre el empresario y el trabajador, quieren ser en el fondo una especie de órgano conciliador entre las clases y no lo que deberían ser, o sea, los representantes de la clase trabajadora, estas son las cosas que se debe proponer cambiar un nuevo partido de trabajadores.

Lamentablemente nada podemos esperar de las actuales direcciones políticas y sindicales, que dicen representar a los trabajadores. Después de 17 años de supuesta democracia, las abismales diferencias entre ricos y pobres cada día que pasa se agrandan mas, no por nada Chile tiene una de las peores distribuciones del ingreso del mundo. Lo anterior es responsabilidad de los partidos que hoy se arrogan la representatividad de los trabajadores y que no han hecho nada por cambiar esto.

Un nuevo partido de la clase trabajadora necesariamente se debe plantear la necesidad de terminar con el capitalismo y de construir una sociedad mas justa, solidaria, pensada para la mayoría de la población y no solo para los empresarios abusadores y explotadores, que son los únicos que se benefician con el actual sistema de injusticias que tenemos.

Necesitamos construir una sociedad socialista

La necesaria lucha por el socialismo esta planteada nuevamente hoy, como la única alternativa que tenemos los trabajadores para cambiar la actual situación de miseria que tenemos. Este es un tema que ya esta surgiendo en muchos países de nuestro continente, como la única alternativa posible al capitalismo que esta conduciendo al planeta a la barbarie.

Para cualquier nueva orgánica política de los trabajadores es absolutamente necesario plantearse la necesidad de construir una sociedad socialista democrática, con verdadera participación de todos los sectores, donde la riqueza que producimos todos los trabajadores, sea orientada a satisfacer las necesidades de toda la población y no al lucro de una minoría.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]



<< Página principal