SECCIÓN NACIONAL

jueves, 15 de mayo de 2008

COMO EN LOS MEJORES TIEMPOS DE LA DICTADURA

Celso Calfullan, Socialismo Revolucionario, Chile, 27 de septiembre 2006

El martes 26 de septiembre los profesores llamaron a un paro de advertencia de 24 horas y llamaron a manifestarse con una marcha desde Plaza Italia hasta el Ministerio de Educación. Los secundarios llamaron a apoyar la manifestación de los maestros, también esta movilización coincidió con la huelga que están llevando a cabo los trabajadores de la Salud y además contaba con la solidaridad y probable movilización de los trabajadores estatales agrupados en la ANEF (Asociación Nacional de Empleados Fiscales).

Todos estos anuncios hicieron entrar en pánico al gobierno y sacaron a relucir la cara más fea de los gobiernos "democráticos", rápidamente levantaron una campaña del terror, encabezada por el intendente Víctor Barrueto y el ministro Ricardo Lagos Weber (hijo del ex presidente) En el mejor estilo de los ministros de la dictadura (nos hicieron recordar a un Francisco Javier Cuadra y otros personajes por el estilo) básicamente lo que vimos es una vil copia de las mal recordadas campañas pinochetistas. Se dedicaron a resaltar lo que había ocurrido durante los actos recordatorios del 11 de septiembre de 1973 y que los encapuchados, los violentistas se tomarían las calles nuevamente, etcétera.

Lo que buscan con estas campañas básicamente es criminalizar los movimientos sociales, en este caso de los profesores. Cualquiera que se mueva por sus justos derechos, por un salario mejor, por mejores condiciones de trabajo o una mejor educación se convierte automáticamente en un delincuente, para estos retoños de Pinochet.

Pero lo más grave ocurrió en la madrugada de este mismo día, donde los "servicio de seguridad", como la ANI (sucesora de la CNI) y los servicios de "inteligencia" de carabineros, desplegaron una serie de allanamientos a viviendas, donde "supuestamente" viven posibles subversivos y en uno de estos allanamientos "supuestamente" encontraron algunas bombas o materiales para fabricar bombas Molotov.

Es necesario denunciar y oponerse enérgicamente a estos hechos, dado que con la excusa de encontrar a supuestos encapuchados, están aprovechando de allanar casas de dirigentes sociales y de militantes de organizaciones de izquierda, violando todos los derechos humanos más elementales de un sector importante de la población y avalando en el futuro que la casa de cualquier persona o militante de izquierda molesto para el gobierno pueda ser amedrentado de esta forma, todo esto sienta un peligroso antecedente para cualquiera que desee manifestarse para reclamar por sus derechos, esta claro que no podemos permitir esta situación.

Los acontecimientos ocurridos durante el día de hoy, es un claro retroceso a los peores días de la dictadura encabezada por Pinochet, porque a todo lo anterior debemos sumarle, que hoy el centro de Santiago amaneció cercado por las "Fuerzas Especiales" de carabineros, cuerpo de la policía uniformada, que en los hechos concretos es un cuerpo militar, especialmente preparado para reprimir a los trabajadores en huelga, a los estudiantes, los pobladores, los deudores habitacionales y a cualquiera que se movilice para reclamar por sus justos derechos. Santiago era hoy una ciudad en estado de sitio, bastaba mirar un poco para recordar los días de protesta bajo la dictadura, las calles llenas de policías con uniforme de guerra y en una actitud absolutamente prepotente y provocando a los que tenían la intención de marchar con los profesores, todas las mochilas y bolsos eran revisados y no precisamente de buenas maneras.

Durante toda la marcha la policía busco provocar sobretodo a los jóvenes secundarios para que estos reaccionaran e hicieran algo que justificara empezar la represión. Por la actitud que tenían los miembros de la policía era evidente que habían recibido algún tipo de orden emanada del gobierno de Bachelet, que les daba carta blanca para actuar a sus anchas contra los manifestantes, esta claro que esta mirada criminal no se veía desde los oscuros días del régimen militar.

Todo este hostigamiento comenzó los días previos a la marcha, como lo denuncio el Colegio de Profesores, primero cambiando en mas de una oportunidad la ruta por donde debía realizarse la marcha y prohibiendo que esta se realizara por la Alameda y que pasara por el frente de La Moneda (la casa de gobierno) esto a pesar de que La Moneda esta a mas de 50 metros de esta calle. Es evidente que los "encapuchados" han resultado muy útiles al gobierno "socialista" de Michelle Bachelet.

Probablemente muchos de los profesores que estaban en esta manifestación votaron por Michelle Bachelet y probablemente también nunca pensaron que ella seria capaz de tomar este tipo de medidas en contra de ellos, esto es precisamente lo que esta ocurriendo con amplios sectores da la población.

Hoy esta mas claro que nunca que no se puede esperar nada de la actual presidenta del país, por mas aires de "progresista" que trataron de darle algunos sectores de izquierda como el Partido Comunista para justificar el llamado a votar por Bachelet en la segunda vuelta y así como se agudice el movimiento social, quedara todavía mas claro. Esta es la razón por la que fue un grave error político crear expectativas e ilusiones en alguien como Bachelet.

No se puede confiar en el actual gobierno, ni tampoco en los partidos de la Concertación y en los que llamaron a votar por ella. Hoy es fundamental fortalecer las posiciones de la clase trabajadora y explicarle a los trabajadores, los estudiantes y al movimiento social en su conjunto, que no se puede esperar nada de un gobierno, que en lo esencial sigue defendiendo los mismos intereses que defendió la dictadura o ¿alguien tiene dudas todavía?

Los trabajadores solo pueden confiar en su propia fuerza para producir los cambios que todos los sectores sociales que hoy están movilizados están exigiendo y que necesitamos sean resueltos con urgencia, pero definitivamente nada lograremos si no decidimos impulsar una lucha frontal contra el actual sistema.

Los actuales partidos, los parlamentarios, ni el gobierno están ahí para representar a los trabajadores, ellos solo representan los intereses de los empresarios, que son los que les financian las campañas o les dan trabajo en sus empresas cuando estos personeros se "privatizan".

Todos estos hechos nos están demostrando que necesitamos con urgencia tomar pasos serios para la construcción de un Partido de los Trabajadores, que realmente represente los intereses de nuestra clase y que se plantee la lucha por una sociedad socialista democrática.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]



<< Página principal