SECCIÓN NACIONAL

jueves, 15 de mayo de 2008

CHILE: NO ES UN PAÍS ECONÓMICAMENTE EXITOSO PARA LOS TRABAJADORES

Esta claro que los capitalistas nacionales e internacionales usan a Chile como un ejemplo a seguir en los temas económicos y como un país que según ellos debe ser ejemplo de lo bien que funciona el neoliberalismo.

Celso Calfullan, Socialismo Revolucionario, CIT Chile, 5 de julio de 2006.

Ninguna de sus afirmaciones son ciertas para la mayoría de la población de nuestro país. Los salarios deben ser de los peores de América Latina, el salario mínimo es equivalente a 240 dólares mensuales, de los cuales se descuentan un 20% para salud y jubilación, o sea, que liquido a un trabajador sólo le queda el equivalente a 180 dólares, este salario lo ganan un sector importante de los asalariados de Chile, el 60% de los trabajadores gana alrededor de 300 dólares mensuales.

Ahora solo para compararlo con algo concreto, toda la educación universitaria en Chile es pagada, esto incluye a las universidades estatales y la carrera más barata, que son las pedagogías valen 220 dólares mensuales, para los hijos de los trabajadores esto claramente no es una opción.

Pero la situación en educación no sólo es mala para los universitarios, sino también para el conjunto de los estudiantes. Esta es la razón por la que hace pocas semanas vimos una espectacular lucha de los estudiantes secundarios (alrededor de un millón de estudiantes estuvieron en lucha). El Estado invierte 30 mil pesos (menos de 30 dólares) mensuales por cada estudiante que esta en la educación publica, en el sector privado se invierten en promedio 150 mil pesos mensuales (cinco veces mas que en la publica).

Solo el 8% de los estudiantes va a escuelas privadas. El otro 92% recibe muy baja inversión en educación, además tienen mala infraestructura (malos colegios), profesores mal pagados y además con exceso de alumnos por curso.

La situación social en general es grave y la movilización de los estudiantes sólo mostró la punta de un iceberg que es mucho más amplio que la educación, sino de un descontento social que empieza a ser generalizado.

En Chile sólo un 30% de los empleos puede ser considerado decente, el resto son empleos indecentes, con largos horarios de trabajo, con maltrato constante por parte de los empresarios. Un millón de trabajadores (de una masa laboral de poco mas de seis millones) trabajan hasta 15 horas por día, no tienen contrato y sólo reciben el sueldo mínimo.

Sólo el 20% más rico del país satisface adecuadamente sus necesidades, el otro 80% vive en una situación social que puede ser considerada grave, ocho de cada 10 chilenos gana menos de 200 mil pesos mensuales (menos de 400 dólares por mes).

A lo anterior le podemos agregar que en Chile no existe el derecho a huelga, la pérdida del derecho al descanso del día domingo, un derecho ganado hace muchas décadas, un Servicio de salud que carece de lo más indispensable y donde sus trabajadores están sobreexigidos, jubilaciones miserables entregadas por un sistema privado, llamado AFPs, que han hecho aun mas ricos a los empresarios que controlan estos fondos que son de los trabajadores. Una de las principales riquezas del país, el COBRE, esta en manos de las grandes multinacionales imperialistas que logran enormes ganancias, pero nada de esto llega para educación, salud o para mejorar las condiciones de vida de los trabajadores chilenos.

¿Por que nada de esto sale al exterior? Esto básicamente ocurre porque el gobierno, las multinacionales, los empresarios chilenos, ellos tienen un control férreo de la Prensa y de esta manera lo impiden y sólo muestran las cifras macroeconómicas que son muy buenas, pero que no reflejan nada de esto. Los ingresos son realmente fabulosos, no dicen como se reparten estos, Chile es uno de los principales países con la peor distribución del ingreso del mundo.

Esta es la verdadera realidad, del paraíso terrenal del neoliberalismo o del tigre latinoamericano como estúpidamente alguien lo llamo alguna vez.

Pero lamentablemente para los capitalistas hay malas noticias, dado que esto ha empezado a cambiar, los estudiantes secundarios han mostrado cual es el camino, atacando de frente al sistema educacional de corte neoliberal, luego vendrán los trabajadores, no hay mal que dure cien años, ni tonto que lo resista.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]



<< Página principal