SECCIÓN NACIONAL

jueves, 15 de mayo de 2008

ES NECESARIO FRENAR LA BRUTALIDAD DE LA POLICÍA UNIFORMADA Y LUCHAR JUNTO A LOS SECUNDARIOS

Celso Calfullan, Socialismo Revolucionario, CIT Chile.

Miércoles 31 de Mayo de 2006.

Las movilizaciones de los estudiantes a desnudado al nuevo gobierno y a la presidenta Bachelet. Todos hemos podido ver la represión violenta contra los jóvenes, la brutalidad ya no conoce límites por parte de carabineros.

Esta claro que tienen la orden del gobierno para proceder de esta manera, que les han asegurado la más completa impunidad para golpear sin ningún limite a los secundarios que hoy están movilizándose, no se puede entender esta brutalidad dado que esta claro que la mayoría de los secundarios no tienen ninguna posibilidad de defenderse frente a hombres entrenados para emplear la fuerza. Este nivel de represión es claramente una forma de tortura, los atropellos a los derechos humanos se lleva a cabo en las calles de nuestro país ha vista y paciencia de todo el mundo y delante de los medios de comunicación.

Lo que ha quedado claro es que los únicos violentistas son los que hoy visten los uniformes de la policía, básicamente son criminales con licencia y cuentan con el aval de la autoridad de gobierno. Los carabineros siguen teniendo la misma mentalidad que bajo la dictadura, básicamente siguen siendo los mismos asesinos que degollaron profesores y que cometieron las peores atrocidades que recuerde este país.

El cinismo de las autoridades es impresionante, partiendo por el intendente metropolitano Víctor Barrueto que miente en forma descarada, para justificar la violencia totalmente injustificada llevada a cabo por carabineros cada vez que hay una movilización social. Pero esta vez sus dichos son desmentidos por los hechos y además mostrados por la propia televisión que la mayor parte de las veces se dedican a ocultar los hechos o por lo menos a tergiversarlos, lamentablemente para ellos esta vez los porfiados hechos han sido más fuertes.

El gobierno no esta entregando ninguna respuesta a los estudiantes y aparentemente no tiene ninguna intención de hacerlo. Sólo esta movilizando a los parlamentarios y militantes de sus partidos para dividir, frenar y desgastar el movimiento.

Lamentablemente el resto del movimiento popular, tampoco esta planteando cual debería ser la forma de dar continuidad a este movimiento para que la lucha salga triunfante. No basta con decir apoyamos la lucha de los secundarios, si no se realizan acciones concretas para ayudarlos en sus demandas, que por lo demás deben ser del conjunto de la clase trabajadora. Los sindicatos deben asumir un rol activo en esta lucha y lo mínimo que pueden hacer es llamar a una huelga general de 24 horas, exigiendo soluciones reales para la educación y también para proteger a nuestros hijos de la brutalidad policial.

La lucha de los estudiantes franceses hace menos de un mes mostró cual es el camino que se debe seguir para obtener respuestas a las demandas y esto solo se logra con la lucha del conjunto de la clase trabajadora, en Francia fue crucial para el triunfo de los estudiantes la entrada de los sindicatos que se unieron a las luchas estudiantiles y de esta forma pararon la ofensiva del gobierno francés que pretendía convertir a los jóvenes que recién estaban saliendo al mundo del trabajo en ciudadanos de segunda categoría, con menos derechos que los trabajadores con mas años en el mundo laboral.

Lo que esta claro es que necesitamos generalizar las luchas contra el sistema capitalista imperante en nuestro país. Chile no sólo tiene problemas con la educación, lo mismo o algo peor ocurre con la salud municipalizada, los fondos de pensiones (AFP) están en crisis y condenaran a miles de trabajadores a pensiones indignas, etcétera.

Todos los que apoyaron a Bachelet en la segunda vuelta presidencial, diciendo que era una mujer de izquierda "progresista", estaban equivocados y lamentablemente sólo bastaron poco más de dos meses para que esto quedara totalmente comprobado.

El problema central de la clase trabajadora chilena hoy, es que no cuenta con un partido que represente sus intereses de clase. La falta de un partido de los trabajadores que de conducción a las luchas, cuando surgen movimientos sociales como el de los secundarios, es más que evidente.

La tarea central de las organizaciones de izquierda es precisamente construir un Nuevo Partido de los Trabajadores, que se plantee claramente terminar con todas estas lacras engendradas por el capitalismo en su versión neoliberal.

Un Partido de los Trabajadores, también debe plantearse la lucha por una sociedad socialista democrática.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]



<< Página principal