SECCIÓN NACIONAL

sábado, 10 de mayo de 2008

CRISIS EN EL PARTIDO COMUNISTA

Patricio Guzmán, Socialismo Revolucionario CIT Chile, 15 de Diciembre 2005.

La voluntad de los principales dirigentes del PC de apoyar a Bachelet, la candidata de la Concertación, en la segunda vuelta, ha encontrado fuerte resistencia, no solamente en otras organizaciones que participan de la coalición JUNTOS PODEMOS MAS, sino incluso en sus propias filas.



Verdaderamente se puede decir que el giro hacia la derecha de la dirección del PC, ha puesto en peligro al pacto de izquierda, e incluso amenaza con la explosión y liquidación del propio Partido Comunista.



Son numerosas las organizaciones vinculadas al PC, que han hecho suyo el llamado a favor del voto nulo, en la segunda vuelta de las elecciones. Llamado público encabezado por Tomas Hirsch, quien fuera candidato a la presidencia del “Juntos Podemos Más”. Así por ejemplo el Movimiento Patriótico Manuel Rodriguez, en el Foro de las Juventudes Comunistas en Internet se aprecia la voluntad mayoritaria de los jóvenes comunistas a favor del voto nulo, y la indignación de lo que consideran una traición de los dirigentes del partido.



De acuerdo con el relato que reproducimos a continuación, y que fue tomado de la página de las Juventudes Comunistas en Internet, junto al giro hacia la derecha de los dirigentes del PC, se han reproducido viejos métodos estalinistas, incluida la violencia contra militantes que disienten, que muchos habían creído perdidos en el pasado.

Tal parece que hay quienes no aprenden

La izquierda chilena ha comenzado un camino difícil pero muy promisorio de reconstrucción como fuerza gravitante en la política nacional. Hay que evitar que la unidad que se consiguió con mucho esfuerzo, sea tirada por la ventana por una cúpula partidaria que tal parece prefiere conformarse con ser el apéndice de izquierda de un cuarto gobierno de la Concertación.



Para los que buscamos una alternativa de sociedad socialista y democrática, el camino es otro. Al final las maniobras y los acuerdos tras bambalinas no superaran jamás la consecuencia de la conducta fiel a los principios.





______________________________________________________________________

Extraído del Foro de la JJCC



"Libertad señor, es siempre libertad para el que piensa distinto"
Rosa Luxemburgo. Revolucionaria polaca.



Hoy día, es decir ayer, en un (nunca quedó claro si era activo o ampliado) del Partido Comunista, en torno al problema de las elecciones en segunda vuelta (cuando el partido ya había definido su intención de negociar), un militante que subió a la tribuna a dar la opinión de un comunal de la Jota fue acallado (apagaron su micrófono cuando todavía no leía el primer párrafo), abucheado (los militantes comenzaron a lanzarle improperios) y a la salida golpeado. Todo esto por que recordó a los presentes que Lautaro Carmona, en Las últimas noticias había declarado "nosotros no queremos retroceder al socialismo... tenemos propuestas para el siglo XXI", lo que significa, implícitamente, una renuncia al socialismo

.

Al compañero le apagaron el micrófono. Mientras seguía intentando lidiar con los miembros del comité central para que lo dejaran hablar, y con el público que lo abucheaba constantemente, Guillermo Teillier sube muy circunspecto a la tarima a dar su discurso final. El compañero salió de la tribuna enojado, sulfurado, junto a otros dos compañeros de su comunal que lo apoyaron. Al salir de la sala del Portales en la que se celebraba el acto solemne, un militante del Partido le propinó un golpe, que quiso ser en el hocico. Así mismo, otra militante le dio varias cachetadas, empujones fantasmas y cobardes que no se sabía de dónde venían. Afuera de la sala siguieron las agresiones, hasta que los ánimos se calmaron.



Posteriormente un miembro de la dirección regional-capital le dice al compañero ("en los pasillos", cuando de lo que más nos hablan es de que no deben haber discusiones "en los pasillos") que no está dispuesto a trabajar con gente como él.



¿Es esta muestra de un partido revolucionario, o de una burocracia gangsteril sostenida sobre las voluntades de poder marginales, desde la célula? ¿De qué estamos hablando, de una organización política o de un grupo de matones que respaldan decisiones a cuatro paredes? ¿Se discutieron estas negociaciones desde la base, cómo sabemos nosotros si es que la dirección central no está negociando ahora mismo? Cuando no existen las instancias de participación creadas, cuando los "ágoras" políticos se destruyen en pos de un centralismo (¿?) democrático que ni siquiera pueden definir bien los comunistas, cuando en fin, las potencialidades críticas del individuo militante quedan anuladas en favor de una "unidad de acción" de la que está en todo el derecho de disentir, entonces hay que ir rompiendo los patrones usuales de comunicación. Hay que ir generando rupturas en la orgánica tradicional.



Esta situación se dio a partir de las últimas declaraciones del Comité Central. Está sordo. DEBEMOS HACERLO OIR. Está ciego. DEBEMOS HACERLE VER. ¿Está mudo? No; tan sólo habla, los demás escuchan. Carmona sigue en su sillón, instalado, jugando a la política y al poder. Esa enorme masa a-crítica lo sostiene; y él sostiene la a-criticidad de esa enorme masa. Cuando el marxismo es ante todo, ante todo compañeros: conflicto, tensión. Disculpen (oh, pecaminoso es filosofar en ésta estructura de repente) si me remito a la teoría marxista. Marx es heredero de Hegel, Hegel de Kant. Y la noción de crítica, de criticidad, abarca su pensamiento. "Crítica despiadada de todo lo existente", nos decía Marx. Pero nosotros; ¿qué criticamos?, ¿vamos al fondo de la crítica?, ¿profundizamos y basamos nuestras críticas? No.

Recuerdo que cuando habló el compañero, algunos viejos militantes del partido se tomaban la cabeza. Se me vino a la mente la imagen de los fariseos frente a un hereje de poca monta.



Lautaro Carmona no es mi compañero. Nunca más lo será, y su rostro ayer posando para La Nación parece más el de un burócrata semi-empresarial que el de un marxista consecuente. El compañero que ayer en el edificio Diego Portales fue acallado no dijo ninguna mentira. Las declaraciones están, basta remitirse a Las Ultimas Noticias del 17 de Noviembre pasado. También está su desastroso paso por televisión.



Nuestro compañero no es víctima tampoco. Quizás "no fue la instancia"…¿Pero qué instancia, si la discusión no bajó, si hoy no se presentaron propuestas, sino que solamente se impuso una de ellas? ¡Que Rabia! Por que el hueón, si, el hueón patético, afiebrado, ultraizquierdista que subió ayer soy yo. Ahora veo el hilo: a Trafalgar lo torturaron los esbirros del Partido Comunista Español. Y a los jóvenes críticos de las JJCC les pegan los cobardes viejos del partido que no tienen argumentos políticos, por que están sumidos en la pasividad más supina, en la incapacidad más terrible de filosofar. Gramsci diría frente a ellos: "trágico". Esperemos que los desenlaces no sean tan trágicos.



Por mientras algo queda claro: esta burocracia nada más manda, controla y castiga.

Claudio Aguayo

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]



<< Página principal