SECCIÓN NACIONAL

sábado, 10 de mayo de 2008

PARLAMENTO POLÍTICO Y SOCIAL: ¿SIRVE O NO A LOS TRABAJADORES Y SUS LUCHAS?

Celso Calfullan, Socialismo Revolucionario, CIT Chile. Marzo 2006.

El nuevo cuadro político que existe hoy en Chile, nunca ha sido más favorable para la izquierda chilena en los últimos 20 años. Hoy las condiciones están dadas para que la izquierda pueda consolidarse y ganar espacios que por mucho tiempo estuvieron vedados para este sector. Este es el momento para construir una alternativa de izquierda fuerte y gravitante dentro del escenario político chileno, pero para que esto se dé, la izquierda se debe presentar claramente como una alternativa distinta a la Concertación y la derecha.

Por otro lado la Concertación como la derecha cada vez tienen más rechazo de la opinión pública, sus niveles de aceptación cada vez bajan más en las encuestas de opinión pública. El prestigio que acumulo la Concertación en la lucha contra la dictadura ya esta llegando a su fin, este ya no le alcanza para frenar las luchas, hoy y al igual que lo hizo la dictadura la única salida que les queda es usar la represión para frenar las movilizaciones.

Si cualquiera mira y reflexiona sobre los últimos acontecimientos represivos ocurridos en el país, se dará cuenta que el actual gobierno no difiere en nada de los anteriores gobiernos de la Concertación, esto a pesar del discurso, que hablaba de que la llegada de una mujer "progresista" al gobierno seria un gran paso adelante. Seria bueno preguntarles a los trabajadores de la salud, a los estudiantes secundarios, a los mapuches, a los deudores habitacionales, si ellos se han dado cuenta que estamos bajo un gobierno "progresista".



Es claro y evidente que el gobierno de Bachelet no representa los intereses de los trabajadores y sectores populares en general, es mas cuando estos se mueven para reclamar por sus derechos son reprimidos con especial brutalidad. En lo esencial este gobierno sigue siendo funcional a los grandes empresarios nacionales, la banca y los grupos económicos transnacionales.

Por otro lado ya ha quedado demostrado que no se puede llegar a acuerdos y confiar en que el actual gobierno cumplirá con dichos pactos, para afirmar esto sólo basta revisar que paso con los acuerdos a los que llego con la izquierda extraparlamentaria, para que estos llamaran a votar por Bachelet en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales, ninguno de los acuerdos a los que se comprometieron se han cumplido.

No es posible pensar que llegando a acuerdos con la Concertación lograremos los cambios que necesitan todos los sectores sociales que hoy están movilizados y otros que están planificando sus futuras movilizaciones.

Por esto que es tan peligrosa la iniciativa que esta lanzando la dirección del Partido Comunista (PC) y los acuerdos ha que esta llegando con la Concertación en lo que ellos han denominado Parlamento Político Social. Para intentar disimular el acuerdo PC-Concertación, están haciendo aparecer esto como una iniciativa de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), organismo controlado por los dirigentes sindicales del PC y la Concertación y que responden mas a los intereses de sus respectivos partidos que a los trabajadores que dicen representar. Para confirmar lo anterior basta recordar que la CUT no se ha puesto a la cabeza de ninguna de las luchas que hoy se están desarrollando en nuestro país y a lo mas quieren aparecer como árbitros de los conflictos o la actitud que asumieron con la lucha de los secundarios a los cuales no apoyaron durante sus movilizaciones, esto a pesar del amplio respaldo con que contaba esta lucha entre los trabajadores, cuyos hijos estaban luchando en las calles.

Las demandas centrales del Parlamento Político Social son: reforma previsional, cambio del sistema binominal, cambio de la LOCE y reforma al código laboral, pero cuando tu analizas las declaraciones de los dirigentes del PC, vez que todo se reduce al "cambio del sistema binominal" y según ellos con el ingreso de un par de parlamentarios del PC, se empezaría a "luchar" por los cambios que requieren los trabajadores desde el parlamento nacional, la verdad es que creer en esto es algo utópico, dado que no solo es el binominal el problema, la Constitución y las leyes de este país son las que impiden realizar cambios y además que tanto la Concertación, como la derecha están por la continuidad del actual régimen.

La Concertación y la derecha entienden que para continuar con el actual sistema necesitan simular que están a favor de hacer cambios, ellos entienden que el descontento social esta creciendo día a día y que si no hacen cambios aunque sean cosméticos podrían tener mas problemas en el futuro inmediato.

Por otro lado la Concertación necesita urgentemente blanquearse y culpar a la derecha, de los nulos avances democráticos concretizados hasta ahora y de esta manera busca ocultar su rol en el tema del poco avance que ha habido en el país desde el fin de la dictadura, no debemos olvidar que ahora en septiembre la Concertación acaba de cumplir en el gobierno, el mismo tiempo que duro la dictadura en el poder.

Todo el show de recriminaciones mutuas que hemos visto en el ultimo tiempo, con suerte terminara en un leve cambio al sistema binominal, lo que le permitirá a la dirección del PC elegir un par de diputados, lamentablemente con esto se legitimara todo el sistema imperante por otro par de décadas, hipotecando la lucha de los trabajadores y condenándolos a seguir sufriendo las "bondades" del neoliberalismo. Los probables diputados comunistas solo servirán para legitimar el sistema y para hacer un saludo a la bandera desde el Parlamento.

Mientras la dirección del PC negocia su ingreso en el Parlamento, tenemos un cuadro político y social totalmente distinto al que hemos visto en mucho tiempo en nuestro país. Varios sectores sociales se están movilizando y están buscando el apoyo de la izquierda y una alternativa clara y nítida, que se oponga de verdad al actual gobierno y sus políticas anti-obreras. En cambio lo que vemos es a la dirección del PC negociando para ser parte del sistema, esto sólo ayuda a confundir y por lo menos momentáneamente es un freno para las luchas sociales y eso es precisamente lo que busca la Concertación con estas negociaciones.

La unidad de las organizaciones de izquierda es clave para revertir la actual situación, donde estamos viendo luchas sociales importantes, que lamentablemente al no contar con una clara conducción política, hace que muchas de ellas sean derrotadas. Y si para lograr esta unidad de la izquierda es necesario prescindir del PC, por que ellos priorizan los acuerdos con la Concertación y su objetivo es convertirse en un partido mas del actual sistema, esta claro que llego la hora de no contar con ellos.

La unidad de la izquierda es fundamental para lograr los cambios que requieren los trabajadores en este momento, las transformaciones sociales que requiere nuestro país pasan por lograr esta unidad y por quitarle la conducción a los sectores reformistas no solo en el plano político sino también sindical y social en general. Los puntos centrales de cualquier acuerdo programático deben ser las demandas e intereses de los trabajadores y no los de las cúpulas o sus apetitos electorales.

Los acuerdos programáticos deben ser claros y deben tener como puntos centrales las demandas de los trabajadores y sectores populares en general, sus pliegos de peticiones deben ser los que asume una verdadera representación de izquierda.

La justicia social y la igualdad deben ser centrales en este programa, por una distribución equitativa de la riqueza en nuestro país, por un salario mínimo digno, por una educación de calidad en los colegios municipalizados, lo mismo para la atención de salud, etcétera.

Para lograr esos puntos es fundamental movilizarse y luchar. El incremento del presupuesto del 2007 esta demostrando precisamente esto ¿a donde se destinaron mas recursos? A educación, salud y vivienda, precisamente los sectores que más se han movilizado en el último tiempo.

Por supuesto es necesario plantearse que para lograr los objetivos y mantenerlos en el tiempo es fundamental cambiar el actual sistema y plantearse claramente la necesaria lucha por una sociedad socialista democrática.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]



<< Página principal