SECCIÓN NACIONAL

sábado, 3 de enero de 2009

Los empresarios lograron imponer a la nueva ministra del Trabajo en Chile.


Claudia Serrano.
¿Ministra del trabajo o de los empresarios?



Los empresarios lograron imponer a la nueva ministra del Trabajo en Chile.


Celso Calfullan, Socialismo revolucionario, CIT Chile.
3 de enero del 2009.


Basta leer sus declaraciones a la prensa para saber que sus objetivos son claramente imponer nuevas medidas contra los trabajadores como por ejemplo impedir la implementación de la ley de semana corrida, que en palabras simples significara que los trabajadores perderemos una de las pocas conquistas que se habían logrado concordar con el gobierno en el último tiempo.

La nueva ministra de entrada ha declarado que no quiere ser "el alma de izquierda del gobierno", ella claramente defiende las políticas de derecha de la Concertación y no le interesa encubrirla con una "aureola de izquierda" y no quiere ser como su antecesor, que le gustaba vender la idea de ser un hombre "progresista" y defensor de los trabajadores, algo que en los hechos concretos estaba muy lejos de la realidad, a pesar de lo que digan algunos dirigentes sindicales que son militantes del mismo partido del ex-ministro, de hecho de las pocas cosas importantes que se habían acordado con el ex-ministro Osvaldo Andrade como el proyecto sobre negociación colectiva, el gobierno a dicho que lo han puesto en "lista de espera", si es como las listas de espera que se dan en el área de salud, el proyecto sobre negociación colectiva se puede dar por muerto.


Los empresarios y el gobierno acuerdan hacer pagar a los trabajadores por la crisis.

La nueva ministra a sido nombrada por el gobierno y los empresarios por su perfil neoliberal, que es totalmente afín con la del ministro de Hacienda Andrés Velasco, ahora habrá total concordancia entre el ministerio del Trabajo y el de Hacienda en sus ataques contra los trabajadores.

La profundización de la crisis es inminente en nuestro país y los defensores del capitalismo sólo tiene una forma de superarla y es atacando mas profundamente los niveles de vida de los trabajadores y sus familias, esto significa que sectores importantes de los trabajadores serán condenados al desempleo, recortes en los salarios, aumentos en los aranceles para los estudiantes y la mantención o empeoramiento de la precariedad en la atención de salud.
El gobierno ya esta preparando programas de empleo de emergencia, con salarios miserables, similares a los Programa de Empleo Mínimo (PEM) que ideo la dictadura a fines de los años setenta



El gobierno acuerda con los empresarios las leyes laborales.

Rafael Guilisasti presidente de la Confederación de la Producción y del Comercio (CPC), se acaba de reunir con la Presidenta Michelle Bachelet y uno de los temas tratados fue el de la suspensión de la aplicación de la ley de la semana corrida, que se debería empezar a aplicar el 21 de enero de 2009, o sea, en tres semanas más.
Lo mismo ha pasado con los proyectos sobre negociación colectiva y el tibio proyecto de creación de una AFP estatal, que ya vetaron los empresarios privados por que afecta sus intereses.


Los dirigentes de la CUT brillan por su ausencia.

La dirección de la CUT en otro "acto arrojado", probablemente ya esta juntando zapatos para ir a tirarlos al frontis del ministerio del Trabajo y después de tan "agotadora movilización" y alguna amenaza de huelga general, que nunca se cumple, se tomaran unos cuantos meses de vacaciones para recuperarse.

Si los trabajadores no nos organizamos y preparamos desde ya para defender nuestros intereses lo mas probable será que los empresarios en alianza con el gobierno concertacionista terminaran imponiéndonos medidas atentatorias contra nuestras condiciones de vida, que de por si ya son bastante malas, a pesar de toda la propaganda neoliberal.

Celso Calfullan

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]



<< Página principal