SECCIÓN NACIONAL

sábado, 4 de octubre de 2008

El municipio que queremos


Andrés Aravena, Socialismo Revolucionario, CIT Chile.
1 de octubre de 2008.



Durante muchos años hemos sido testigos de cómo muchos alcaldes y concejales luego de ser elegidos: a los más honestos los atrapa el cargo público y se vuelven burócratas, otros se vuelven ambiciosos y comienzan a preocuparse sólo de obtener beneficios económicos y privilegios y el resto simplemente roba.


Para que las cosas cambien para bien y para todas las personas de nuestra comuna es vital que nuestros representantes en el municipio vivan o tengan un trabajo social en nuestras poblaciones y barrios. Que sentido tiene elegir una alcaldía y un concejo municipal si los que ocupan esos cargos no viven ni trabajan en la comuna?


Para un alcalde o un concejal, por muy honesto y preocupado que sea, el no vivir o laborar en la comuna donde habitan las personas que dice representar crea una distancia con los problemas y convivencia de los vecinos. Conocidos son los casos de muchos alcaldes o concejales que ejercen sus cargos en comunas en las que no residen y que generalmente son comunas que tienen mejores niveles de vida que la comuna que representan.


El rol del Concejo Municipal

Hasta hoy el concejo municipal en cualquier comuna del país, por ley, esta convertido en un organismo fiscalizador y consultor del Alcalde. Esto significa que la última palabra en las decisiones que se toman en el municipio la dice el alcalde. Pero esto tiene que cambiar, no es posible que la decisión sobre el destino, por ejemplo, de recursos fiscales para salud o educación quede en una sola persona. Esta situación esta ocasionando un montón de abusos y corrupción por parte de muchos alcaldes, sean de la Derecha o la Concertación. Lo más lamentable, sin embargo, es que sólo ahora que vienen elecciones los concejales comienzan a denunciar, muchos se preguntan porque no lo hicieron antes o porque tuvo que haber un informe de la Contraloría General de la Republica para que recién se hicieran las denuncias. Ya es conocida también la forma en que muchos alcaldes premian este silencio del concejo municipal, viajes al extranjero, viáticos generosos, privilegios, etc.


Un nuevo Municipio

Ya es tiempo que los Concejos Municipales dejen de ser sólo parte del mobiliario y la decoración de la municipalidad y se conviertan con apoyo de los vecinos en el organismo más democrático de la comuna. Es ahí donde deben estar representadas todas las poblaciones y barrios de la comuna. El actual rol y poder del Alcalde, a pesar de las buenas intenciones de muchos de ellos, genera mucho daño a una sociedad y a una comuna en que los pobladores quieren y exigen más participación en las decisiones del municipio. Es ahí donde el nuevo concejo municipal debiera , con el apoyo de los vecinos, jugar un verdadero rol de dirección y resolución de sus problemas de una manera democrática.

A pesar de las leyes

Las leyes que rigen actualmente no permiten que "legalmente" los pobladores puedan ejercer presion efectiva para resolver y mejorar sus niveles de vida y las de sus vecinos, sin embargo para que las leyes cambien a favor de los trabajadores y trabajadoras de nuestra comuna se necesita precisamente que estos tengan representación política, para eso elegimos un concejo municipal.


Todos sabemos que en el Parlamento son muy pocos y muy tibiamente los que levantan la voz para defender las demandas de los trabajadores y esto se debe a que no hay ningún parlamentario que viva como vive la mayoría de los trabajadores ni menos que reciba el sueldo promedio de 200.000 pesos con el que tienen que arreglárselas millones de personas de este país.


Uno de los primeros pasos para cambiar esta situación lo podemos dar en estas elecciones municipales, elijamos a nuestros dirigentes vecinales y sociales como concejales para que integren el futuro concejo municipal. Integremos las juntas de vecinos y organizaciones sociales y organizaciones políticas que de verdad representen los intereses del trabajador, la mujer, el jubilado y la juventud pobladora. Necesitamos un Concejo Municipal, un parlamento y un gobierno que nos represente, pero mientras sigamos votando por los que no viven en la comuna o por los que no viven como nosotros porque son empresarios o de clase alta, se hace más difícil tener concejales o alcaldes que se la jueguen en serio por nuestras demandas.


Juventud que no vota pero tampoco se omite

Casi tres millones de jóvenes no pueden estar tan equivocados como para no inscribirse en los registros electorales, este fenómeno que muchos explican con preocupación y otros con un cínico entusiasmo refleja claramente los niveles de rechazo a la forma y el fondo como los políticos con representación han hecho su trabajo en las dos ultimas décadas. Podríamos decir que se pierden la oportunidad de elegir, sin embargo para los jóvenes que tienen entre 15 y 30 años la cuestión no es simplemente elegir como se elige una marca de zapatillas, modelo de teléfono o alguna bebida. La lucha estudiantil ha dejado bien en claro que en cuestión de educación la mayoría de los jóvenes estan por una enseñanza gratuita y de calidad. Precisamente es en el municipio donde esta demanda debe tener la primera defensa.


Es una realidad que el padrón electoral esta envejeciendo y son las personas adultas las que en las votaciones estan decidiendo. La represión de carabineros contra los estudiantes o el prejuicio burgués de los medios de comunicación contra la juventud en la calle y su estilo de vida no serian lo mismo si los jóvenes eligieran también a los políticos del gobierno y de la comuna en que viven.

El terror de los políticos al voto automático y voluntario

De hecho son los mismos políticos en el parlamento y sobre todo de Derecha los que cada vez que se presenta la iniciativa para el voto voluntario y automático lo rechazan una y otra vez. Y aunque no esta demostrado todavía, ellos tienen terror a ver peligrar sus puestos y privilegios y no soportan la idea de que los jóvenes pongan en peligro su sistema. Por ejemplo la UDI, el principal partido de la Derecha, en un documento elaborado por sus ideólogos y titulado "Alguien esta equivocado" concluía en el peligro que representaba para la Derecha si los casi tres millones de jóvenes tuvieran derecho a voto. Plantean que los jóvenes serian más proclives a votar por la izquierda y por lo tanto no es conveniente que estos voten. Esto es lo que se llama sabiduría reaccionaria y estos fachos no tienen empacho en publicarlo como documento de análisis.


Juventud y revolución van de la mano siempre y si queremos que en el municipio cambien las cosas ahí tienen que estar los que no hacen pactos por omisión, los que quieren mayor libertad, trabajo al terminar los estudios, garantías en salud reproductiva y un mejor futuro para el medio ambiente y la sociedad.


No hay que quedarse afuera de estas elecciones

Únete y participa en la campaña, tu voto vale y sobre todo tu opinión; apoya la campaña por un nuevo municipio apoyando a los candidatos que defiendan una política independiente de los partidos tradicionales, sin pactos por omisión que siguen reproduciendo una forma obsoleta y dañina para los intereses de los pobladores, trabajadores y juventud. Sin campañas millonarias que sólo sirven para adornar o ensuciar las calles. Sin tanta sonrisa y promesas para la foto.



Se necesitan concejales y alcaldes que participen y resuelvan con sus vecinos en que y como se gastaran los recursos municipales. Que se preocupen de defender las ideas revolucionarias, socialistas y democráticas en su campaña y que simplemente trabajen.

Socialismo Revolucionario

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]



<< Página principal