SECCIÓN NACIONAL

martes, 26 de agosto de 2008

¡¡UN PARO ES LO ÚNICO QUE PUEDE DEFENDER LA EDUCACIÓN DE NUESTROS HIJOS!!

Celso Calfullan, Socialismo Revolucionario CIT Chile

22 de julio de 2008.


La necesidad de llamar a un paro nacional en defensa de la educación pública es hoy de máxima urgencia. Por esto la propuesta que hizo el Colegio de Profesores y que en principio también habría aceptado la dirección de la CUT es de extrema importancia para el futuro de la clase trabajadora chilena.


Pero lamentablemente todas aquellas declaraciones sólo se quedaron en eso y hoy vemos como los estudiantes se van quedando solos y abandonados en su lucha, frente a la indeferencia del resto de los sectores, especialmente de las direcciones sindicales, que lamentablemente no lo ven como un problema que los atañe directamente a ellos.


El sistema de educación imperante no es algo fortuito.

Lo que ocurrió con la educación bajo la dictadura no fue una casualidad, fue algo fríamente calculado por los ideólogos del neoliberalismo, los empresarios y la derecha chilena.


El actual sistema educacional fue ideado bajo la dictadura de Pinochet para ser un reproductor de la desigualdad, para ser un reproductor del sistema económico.


Todos los sacrificios económicos que hacemos para que nuestros hijos puedan estudiar y tener un futuro mejor, no surtirán ningún efecto si se mantiene el actual sistema de educación, que no va a cambiar con la aprobación de la LGE, sino todo lo contrario lo consolidara, como lo han denunciado todos los estamentos involucrados.


Por años se nos dijo que a través del estudio nuestros hijos tenían la posibilidad de mejorar económicamente y subir en la escala social, se suponía que junto con la educación operaba una supuesta movilidad social.



La educación debe ser un derecho, no una mercancía.

El sistema de educación actual ha probado su fracaso, los resultados académicos cada año siguen empeorando para los sectores más pobres del país, o sea, la mayoría.


El negociado a costa de los sueños de los jóvenes ha llegado a límites insoportables, no puede ser que para estudiar una carrera en cualquier instituto profesional o universidad cobren cuotas superiores al salario mínimo.


Basta de desigualdad. No puede ser que con dinero público se mantenga educación de segunda, tercera y cuarta categoría, mientras se enriquecen los empresarios de la educación con sus colegios subvencionados. El dinero público debe ir a la educación pública, gratuita y de buena calidad.



Es necesario organizar una huelga general para defender la educación pública.

Por ningún motivo podemos dejar solos a los estudiantes en esta lucha, esta también es una responsabilidad de los padres de los jóvenes que hoy están dando esta lucha.

No podemos quedarnos solamente con aplaudir a una chica valiente como Musica Sepúlveda, que en un gesto mínimo de dignidad y molestia arrojo un jarro de agua a la Ministra de Educación, también tenemos que defenderla frente a las represalias que quiere tomar el gobierno y lo que es más importante tenemos que ser parte de la lucha que ella esta dando contra un sistema que es totalmente injusto, que quiere legalizar y perpetuar las injusticias.


Hay que superar las movilizaciones ejemplares pero atomizadas que han dado los estudiantes secundarios y universitarios, los problemas de la educación nos conciernen a todos, no solamente a los profesores y jóvenes, sino a todo el mundo, empezando por padres y apoderados. Finalmente es el futuro de la sociedad y el país lo que esta en juego.


Las organizaciones de padres, sociales y sindicales, deben llamar a una HUELGA GENERAL en defensa de la educación pública, estatal y gratuita. Por la retirada inmediata de la LGE del Parlamento.


Golpeemos todos al mismo tiempo, a los mercaderes de la educación, a los políticos y al gobierno que esta al servicio de los comerciantes de la educación.


Los estudiantes nos han mostrado el camino que debemos tomar para poner fin al actual sistema de injusticias y empezar a construir una sociedad más justa y democrática, o sea, una sociedad socialista.


Celso Calfullan.

Socialismo Revolucionario

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]



<< Página principal