SECCIÓN NACIONAL

martes, 26 de agosto de 2008

ELECCIONES MUNICIPALES Y PACTO POR OMISIÓN

La política del PC y su eterna búsqueda de una burguesía progresista

Socialismo Revolucionario CIT Chile.30 de Mayo de 2008.


El Partido Comunista (PC) esta llegando a un pacto por omisión con la Concertación, para algunos militantes de otras orgánicas de izquierda esto les parece inaceptable y lo ven como un cambio fundamental en la política de este partido, seria bueno analizar cuanto de esto es verdad.



Desde que se fundo la Concertación el PC quería ser parte de esta alianza y la única razón de por que eso no concreto, fue debido a que la DC siendo el principal partido del conglomerado siempre se opuso al ingreso del PC a la Concertación.

El PC
siempre ha tenido como política, la idea de que se debe llegar a acuerdos con sectores de la burguesía que ellos califican de "progresista", para que vía acuerdos logremos los cambios que necesitamos. Así se nos presenta a la Concertación como la coalición más progresista de las dos principales alianzas que hoy existen y además se nos dice que dentro de esta existe un polo que es aun más "progresista" que el otro.



Con respecto a la alianza de derecha más químicamente pura la UDI-RN, se nos dice que los de Renovación Nacional son más "progresistas" que los de la UDI y que por esto se puede llegar a acuerdos con ellos, así la búsqueda de una "burguesía progresista" se vuelve interminable.



La situación política del país ha cambiado

La política del PC en su esencia no ha cambiado, lo que ha cambiado hoy es la situación política del país, la movilización de los estudiantes, de los trabajadores subcontratistas y otros sectores sociales lo esta demostrando. Debido a esto es esencial para la Concertación llegar a un acuerdo con el PC y con los votos de ellos mantenerse en el poder por más de tiempo y a la vez darse un cierto aire de "progresista" y de mostrarse como una coalición que esta por los cambios.


La Concertación nunca ha estado por cambiar el binominal

La mayoría de los diputados, senadores y dirigentes de los partidos de la Concertación están por mantener el sistema binominal de elecciones, este sistema es el que los ha mantenido en el poder por tantos años, aunque de la boca para afuera digan lo contrario. Pero cada vez que hay elecciones sean municipales o parlamentarias, presentan algún proyecto para "reformar" el sistema binominal y dejan que la derecha sea la que vote en contra de modificarlo. Un saludo a la bandera que se realiza cada vez que hay elecciones y todos contentos para la casa.



El Pacto por Omisión del PC con la Concertación

El pacto por omisión que esta concretando la dirección del PC con la Concertación, es un grave error político, precisamente en momento en que el sistema neoliberal y sus principales representantes han entrado en crisis. Hoy mas que nunca la izquierda necesita diferenciarse y plantearse claramente como alternativa a la derecha y la Concertación y no de buscar acuerdos con ellos.
Este pacto es lanzar un salvavidas a la Concertación y avalar, en la práctica, las políticas neoliberales con que el gobierno ha atacado los intereses de jóvenes y trabajadores; ahí están los ejemplos del engaño y represión a las luchas estudiantiles, el ataque a la lucha de los subcontratistas; y la represión brutal a las comunidades mapuches. En verdad la Concertación ha cogobernado con la derecha en las ultimas dos décadas, con su famosa "política de los acuerdos", que como la Ley General de Educación, son "acuerdos" en los que no son tomados en cuenta los directamente afectados, como estudiantes y profesores, son "acuerdos" de espalda a la gente y entre cuatro paredes, que sólo terminan privilegiando las políticas neoliberales de inequidad, exclusión y lucro.


El pacto por omisión y el Juntos Podemos

Que la dirección del PC llegue a un acuerdo con la Concertación, no puede significar que el resto de las organizaciones que son parte del Juntos Podemos tengan que aceptar que se les imponga este pacto por omisión, un pacto que ni los militantes de base del PC están de acuerdo y que en el mejor de los casos lo aceptan a regañadientes. Por otro lado distinto seria si el PC intentara imponer al resto de las organizaciones de izquierda el pacto por omisión, esto claramente seria inaceptable.



También es lamentable que el Partido Humanista, que había creado algunas expectativas de independencia con respecto a no pactar con la Concertación, sobretodo después de llamar a votar nulo en la segunda vuelta presidencial, terminara sucumbiendo ante la dirección del Partido Comunista y sus políticas de acuerdos.



La izquierda y las elecciones municipales.

Lo que ocurra con la izquierda en las elecciones municipales no es algo irrelevante como ya se ha demostrado en elecciones anteriores, el sacar una buena votación ayuda y da confianza a los activistas de izquierda para volver a creer que los cambios son posibles, sobretodo si somos capaces de construir una izquierda fuerte y consecuente.



Dividir el Juntos Podemos a raíz de la política del PC, como están planteando algunos sectores, sin haber levantado una clara alternativa de izquierda, seria un grave error de cara a unas elecciones municipales que se realizaran en los próximos meses, tiempo insuficiente para construir esa alternativa que tan evidentemente necesitamos.



Por otro lado debemos considerar que un sector de los trabajadores y sectores populares están mirando al Juntos Podemos como una alternativa en las próximas elecciones y si de verdad queremos construir una izquierda consecuente, no se puede darle la espalda a estos sectores y dejarlos en manos del PC y su política de sumisión a la Concertación.



Debemos precisamente usar estas elecciones, sobretodo en un periodo en que la sociedad empieza a radicalizarse, para empezar a construir una verdadera izquierda, una alternativa de los trabajadores, los jóvenes y pobladores. La alternativa que tanta falta nos hace en este momento, en que las luchas cada día están aumentando, lamentablemente sin una dirección política clara, que impulse las luchas y no las frene o las use para negociar acuerdos políticos con el gobierno.



Debemos estar abiertos a otras posibilidades

Sin embargo entendemos que siendo el PC el principal partido de la coalición "Juntos Podemos", el llamado a votar por Bachelet en segunda vuelta en contra de los acuerdos previos del pacto, y ahora el 'pacto por omisión' con la Concertación ha sembrado el desconcierto y la frustración en numerosos militantes. En algunos lugares esos activistas se han planteado levantar listas independientes de izquierda, lo entendemos como un esfuerzo hacia la reconstrucción de una alternativa política de trabajadores y jóvenes.
En municipios donde se supone que el PC llamará a votar por un candidato de la Concertación, apoyamos las candidaturas de independientes de izquierda a la alcaldía, y si no existe una candidatura alternativa, públicamente llamaremos a anular el voto. En ningún caso votaremos a favor de candidatos de la derecha o la Concertación que representan dos variantes de defensa del capitalismo neoliberal.


Es necesario construir un nuevo partido de los trabajadores

La necesidad de construir un nuevo partido de los trabajadores, para superar a un desgastado Partido Comunista y sus viejas políticas: llámese alianzas con sectores de una supuesta burguesía progresista o alianzas de clase; su política de frentes populares o de unidad nacional, que han conducido a los trabajadores a diferentes derrotas a lo largo de la historia de este país y que son receta acabada para derrotas futuras.



La política del PC, no ha variado mucho desde los años 30, cuando se sometió a la línea estalinista del llamado Frente Popular, o sea la búsqueda de alianzas detrás de la burguesía nacional y "progresista", y el respeto en lo medular a la institucionalidad burguesa republicana, abandonando la política de independencia política de los trabajadores que tuvo el partido mientras fue dirigido Luis Emilio Recabarren y definitivamente la política del PC no ha variado desde que se conformo el Juntos Podemos hace cinco años atrás, como pretenden hacer ver algunos, para justificar su pasado reciente, donde hicieron la vista gorda con respecto al apoyo del PC a la candidata de la Concertación en la segunda vuelta presidencial.


Necesitamos un nuevo partido de los trabajadores, que defienda implacablemente la independencia de clase ante la burguesía, que se ponga a la cabeza de las decisivas luchas que se avecinan y que levante un claro programa socialista para conducir a los oprimidos hacia la trasformación de la sociedad.

Los partidos que jugaron ese rol, hace mucho tiempo que ya dejaron de hacerlo y, por tanto, llego la hora de mandarlos al museo de la historia.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]



<< Página principal