SECCIÓN NACIONAL

jueves, 11 de diciembre de 2008

Uno a uno se derrumban los mitos tranquilizadores


Notas Económicas, 10 de diciembre de 2008


Por Patricio Guzmán

Socialismo Revolucionario, CIT Chile.



1. Desaceleración económica.

Disminución del consumo eléctrico

“(…) tenemos un descenso franco de demanda por razones de elasticidad, precio y condición económica en general, que obliga a afirmar que este año hemos disminuido el consumo respecto del 2007. Estos son fenómenos que denotan claramente la desaceleración general que afecta al país en el contexto mundial”.[1]


Caída de los créditos de consumo.

Guillermo Ramírez, ex superintendente de Bancos e Instituciones Financieras (1985-1990):

“— ¿Cómo prevé el escenario para el sector banca en 2009?
—Más riesgoso no. La crisis de 1982 marcó a fuego al sector y las medidas que se adoptaron siguen vigentes hasta hoy. Lo que sí es cierto, es que los créditos de consumo crecerán menos y, probablemente, algunos spread por riesgo aumentarán junto con las provisiones. El pronóstico que tengo para 2009 es que las colocaciones disminuirán en volumen, cosa que no es dramática porque la banca ha estado con utilidades sobre el 15% como por 15 años. No tiene nada de extraordinario que en momentos de desaceleración la banca tenga una expansión del 10% ó 12%. En todo caso, veremos un rebalance bancario con un retorno a los créditos corporativos.”[2]


Desplome del precio del cobre

Una consecuencia de la caída de la demanda de cobre en China, que impacta al mercado mundial, es el desplome del precio del cobre:

“En la inauguración de la minera Gaby, el ministro de minería reconoció que los aportes de Codelco al fisco podrían bajar en torno a 70% el próximo año.

Frente al actual valor del cobre, que presenta niveles de US$1,41 la libra, el presidente ejecutivo de Codelco, José Pablo Arellano, reconoció que actualmente, el precio del metal rojo tendrá un impacto para la gran minería. “Hay una coyuntura más difícil, no sólo en materia de precios, si no que también en de inversiones”, afirmó. “[3]


2. El derrumbe de los mitos tranquilizadores

Para bajarle el perfil a la gravedad de la crisis los comentaristas y políticos al servicio del capitalismo han argumentado: 1) Que esta crisis era básicamente financiera y afectaría solo colateralmente a la ‘economía real’, sobre esta argumentación reposaba la idea que era menos grave que las de 1929. 2) Que la fortaleza del crecimiento de la economía China, permitiría que se ‘desacoplara’ de la crisis global, y actuaría como la locomotora para sacar al mundo de la crisis, y que por lo mismo el precio del cobre y otras ’commodities’ demandadas por la economía del gigante asiático caería sólo moderadamente. 3) Que la banca chilena es muy sólida y que estaba a salvo de las turbulencias internacionales, de hecho la banca presentará el año 2008 una rentabilidad espectacular. 4) Que las reservas del superávit fiscal pasado permitían al país tener tranquilidad.


Sin embargo, uno a uno estos argumentos se van demostrando falsos.

1) Días antes de las elecciones municipales del 29 de octubre de 2008, Iván Vuscovic, académico, dirigente empresarial y candidato del PC a la alcaldía de Valparaíso, todavía sostenía públicamente que esta crisis global solo afectaría la economía financiera, la realidad se ha encargado de demostrar completamente que no existe ningún cortafuegos capaz de separar la catástrofe financiera global de la actividad económica real, de hecho la semana pasada tuvimos la confirmación que la economía norteamericana se encuentra en recesión, desde hace un año. Mientras Europa y Japón también han entrado en recesión.

2) El crecimiento de la economía China ya ha caído al 7%, por la caída de sus exportaciones, lo que parece una cifra alta todavía, pero ya implica una colosal caída de la demanda de materias primas y otras ‘commodities’. la actividad industrial en el país experimentó durante el mes de noviembre la mayor caída registrada. Los datos sobre nuevas exportaciones fueros incluso más pesimistas, con índices que pasaron de los 41,4 puntos en octubre a tan sólo 29 en noviembre, una cuestión decisiva para un país que ha basado su crecimiento en las exportaciones. Miles de fábricas en China han quebrado, y han estallado disturbios por todo el país, hasta ahora controlados y reprimidos por las autoridades.

Queda todavía por verse que pasará con la banca, y el supuesto resguardo que daría a la economía chilena el ahorro fiscal, invertido en el extranjero.

3) La banca chilena, o más bien la banca que actúa en Chile mayoritariamente de propiedad extranjera, es menos sólida de lo que las autoridades sostienen. es cierto que, ha tenido sobre-ganancias espectaculares durante los años que antecedieron a la crisis global, pero su negocio será golpeado en el futuro por la disminución de los créditos de consumo y a las empresas, asociados al mayor riesgo, producto de la brusca desaceleración de la actividad económica, y a las dificultades de los propios bancos para acceder a sus fuentes tradicionales de financiamiento. Más allá del desempeño individual de los bancos, la industria enfrenta una amenaza sistémica de proporciones, asociada además con una crisis de confianza, que podría desencadenar una ‘corrida’ bancaria, si la opinión pública percibe problemas.

4) Finalmente la brusca caída del precio del cobre, junto con la disminución de la actividad económica general, se ha traducido en déficit fiscal. Si el déficit es importante y persistente en el tiempo, las reservas acumuladas no serán suficientes.


3. Desempleo

En el próximo periodo vamos a ver el impacto de la crisis global sobre el empleo, Despidos y la falta de puestos de trabajo disponibles para los jóvenes. El desempleo pasará a ser un factor central de las preocupaciones de los trabajadores, y previsiblemente tendrá un impacto asociado con presiones al empeoramiento de las condiciones laborales y de los salarios.

De acuerdo con The Economist Intelligence Unit, (información económica reproducida en la Carta de Cenda) el porcentaje de Desempleo Promedio en Chile pasará de 8.3% en 2008, a 10.5% en 2009.

Recordemos una vez más cual es la metodología para el cálculo del desempleo:

Para determinar la tasa oficial de desempleo, se aplica una encuesta sobre una muestra representativa de la población. Los encuestadores preguntan qué es lo que hicieron las personas una semana determinada. Una persona que realizó cualquier tipo de trabajo durante esa semana para recibir una paga o un beneficio, trabajó quince o más horas como un trabajador sin salario en una empresa familiar o tuvo un trabajo del que estuvo temporalmente ausente, es considerado como empleado.

Pequeñas fuentes de ingreso irregular y precario, como trabajar una hora cuidando un niño, colocan al trabajador cesante como empleado a efectos de la encuesta oficial. Por lo mismo, una tasa oficial superior al 10%, es un índice de desempleo muy alto, que da cuenta apenas de la parte visible de un iceberg.



[1] Estrategia, Miércoles, 10 de Diciembre de 2008

[2] Idem

[3] Idem

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]



<< Página principal