SECCIÓN NACIONAL

miércoles, 1 de abril de 2009

Chile - Economía: No hay razón para el optimismo

Patricio Guzmán, Socialismo Revolucionario.

Comité por una Internacional de Trabajadores, CIT.




Durante la semana pasada los medios de comunicación publicaron noticias ‘optimistas’ sobre el final que se vislumbraría a la recesión capitalista global.

.
Aún hoy, 31 de marzo de 2009, el diario de Economía y Negocios, Estrategia, bajo el titular : “Asia Emergente Sería Primera Región en el Mundo en Recuperarse”, explica que las economías emergentes de Asia se contraerán fuertemente este año, y que como producto del desplome de sus mercados de exportación a los países desarrollados, el crecimiento esperado para 2009 no superaría el 3%, contra el 9% de expansión promedio que tenían antes de la crisis mundial.. Una manera ‘optimista’ de presentar las noticias económicas que siguen apuntando a la profundización de la recesión global.

Los dueños de capitales sobreacumulados, que aún no se evaporan y que rentaban de las ganancias especulativas, quieren oír noticias ‘positivas’, buscan nichos de buen rendimiento para invertir, pero los porfiados hechos siguen indicando que a pesar de su larga duración, esta crisis que ya lleva dos años, todavía sigue profundizándose e incluso aparecen nuevos flancos.



En todo el mundo la industria automotriz da muestras de colapso. Las ventas de vehículos han caído sostenidamente. En EE.UU. Los anuncios de Obama dando un plazo a General Motor y Chrysler de sesenta días para ‘reestructurarse fundamentalmente’ antes de recibir más ayuda estatal, llevaron al derrumbe de sus acciones, que se desplomaron 24.8% en la jornada, y a rumores que se acogerá a la ley de quiebras. GM ya ha recibido 17400 millones de dólares desde diciembre pasado. Esta caída arrastró a otras corporaciones productoras de automóviles. En Nueva York Las acciones de Chrysler cayeron 9.4%. El presidente de GM renunció, lo mismo ocurrió en Francia con el presidente de Peugeot, removido por su directorio.



Las acciones del sector financiero han sido las más golpeadas en la bolsa, las acciones de Citigroup han caído 65%, mientras los títulos de Bank of America han perdido el 57% de su valor.



La recesión en Chile.


En Chile las últimas cifras económicas dadas a conocer muestran que el país está muy lejos de la recuperación económica, la economía sigue contrayéndose, las exportaciones caen y el desempleo va en aumento. Según el INE la producción industrial de Chile se redujo en un 11.5%, en febrero 2009 respecto a febrero 2008. De acuerdo con cifras de la Cámara Nacional del Comercio, en enero y febrero las ventas acumularon una disminución del 2.2%.El Banco Central informó que hasta mediados de marzo las exportaciones estaban un 45% por debajo de las cifras del periodo en 2008. La economía chilena se contrajo del 1% al 1.5% enero y febrero de 2009.


Las repercusiones sobre el empleo son muy importantes, el diario El Mercurio informa que “en seis meses, se han perdido más de 100 mil empleos. 60 mil empleos se han perdido sólo en la construcción desde que se desató la crisis, en septiembre de 2008. 21 mil puestos menos tiene el comercio, debido en parte al cierre de multitiendas.14 mil ocupados menos hay en el sector financiero.”

El desempleo de acuerdo con el INE alcanza el 8.5% de la fuerza laboral, 619.000 personas, y afecta más a las mujeres (9.8%) que a los hombres (7.7%)


Mucha gente todavía tiene la falsa percepción que esta será una crisis global más, como las que hemos tenido los últimos años, el tequilazo, la crisis asiática, la crisis que partió en Rusia, la Argentina etc.… que se superará a la vuelta de la esquina. Pero ahora estamos ante una recesión de larga duración, que ha afectado profundamente a las economías más desarrolladas, de una profundidad y extensión inédita. Una recesión que afecta al mismo tiempo al sector financiero y a la llamada ‘economía real’, y que aún no da señales de tocar fondo.

.
Estamos ante el fin de un ciclo de crecimiento, y hemos entrado a un ciclo recesivo de largo plazo. El ansia de lucro de los capitalistas, junto a la desesperación por mantenerse entre los ganadores de la crisis, de los grandes empresarios, nos confrontará con la multiplicación de ataques contra los derechos conquistados por los trabajadores. Si no tenemos capacidad para revertir esta situación, los ataques van a agravar la debilidad de la demanda, y van a profundizar la recesión, que finalmente pagaremos los trabajadores.

Etiquetas: , ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]



<< Página principal